PLC

Los controladores de PLC son el elemento básico de un sistema de control.

Su uso garantizará un proceso ininterrumpido en el que no tengamos que preocuparnos por tiempos de inactividad más prolongados y momentos de degradación del rendimiento.

 Aseguran un funcionamiento estable de la máquina y garantizan la tranquilidad y la seguridad de los empleados. Los dispositivos son universales y muy prácticos: podemos conectar muchas entradas y salidas a un modelo específico. Esto nos permitirá controlar cualquier máquina.

Los controladores PLC son utilizados por muchas industrias, que incluyen:
• Maquinaria
• Química
• Alimentos
• Agrícola
• Construcción
• Transporte

Son perfectos dondequiera que podamos programar máquinas para que funcionen de forma independiente. Además, son un elemento insustituible de los sistemas de control de calidad. Además, los PLC se utilizan en líneas de producción y para controlar el alumbrado público y las luces de señalización. Además, forman parte de sistemas integrales en instalaciones públicas: centros comerciales, estaciones, hoteles, hospitales.